RSS

Fabula de los 10 monos

20 Ago

Ayer, compartiendo un café con una gran persona me contó esta fábula que me llamó tanto la atención que he decidido compartirla.


 

Se colocaron 10 monos en una jaula con el suelo conectado a una red electrificada, en el centro de la jaula se encontraba un palo con un plátano en su extremo mas elevado conectado a un circuito eléctrico el cual entraba en funcionamiento cuando, por la circunstancia que fuese, el plátano se separaba del palo.

En cuanto uno de los monos intentaba alcanzar los plátanos, se les soltaba una descarga eléctrica a todos los que estaban en el suelo. La prueba se realizo durante varios días con los mismos monos y cada vez que uno de ellos intentaba coger el plátano, el resto recibía una descarga llegando al punto en el que cuando alguno de los monos intentaba alcanzar el plátano, eran sus propios compañeros los que le impedían acercarse al palo a base de golpes hasta que el mono desistía de su intento.

Llegados a este punto, se saca uno de los monos de la jaula y se introduce otro que evidentemente no había participado previamente en el experimento. Al poco de entrar en la jaula, el mono intenta subirse al palo para coger el plátano pero en cuanto se acerca a él, el resto de monos le agreden a golpes ante la posibilidad de una descarga eléctrica. El nuevo mono no entiende nada, pero tras varios intentos se da cuenta de que no se puede acercar al plátano a menos que quiera que le golpeen.

En este momento, se saca de la jaula otro de los monos que empezaron el experimento y se introduce uno que tampoco tiene ningún conocimiento del funcionamiento del mismo. Igual que en el caso anterior, el mono intenta el plátano y cada vez que lo intenta, todos sus compañeros de jaula se abalanzan sobre él para impedírselo.
(Es interesante recordar que el mono que entró antes que él a la jaula que no tiene la experiencia de haber sido electrocutado también participa en la agresión aunque sin saber porqué. Para él, simplemente, no está permitido acercarse al plátano)

Poco a poco se van sustituyendo todos los monos que comenzaron el experimento por otros que no han experimentado en ningún momento el hecho de haber sido electrocutados con la descarga eléctrica.

Cuando se sustituye el último mono de la jaula, el comportamiento de los monos continúa igual, a poco que el nuevo mono intenta acercarse al plátano es vapuleado por sus compañeros, aunque ninguno de ellos sabe exactamente el porqué puesto que ninguno ha recibido descarga eléctrica alguna.


 

Es curioso como, sin quererlo, los propios monos se han puesto una norma: nadie puede acercarse al plátano o recibirá un “castigo”. ¿Por qué? Porque así viene impuesto.

Hay una frase que leí en internet hace un tiempo que venia diciendo: “Hay ocasiones en la que los monos se comportan como humanos, pero lo que realmente llama la atención es que, en ocasiones, somos los humanos los que nos comportamos como auténticos monos”.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 20/08/2015 en Educación

 

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: